Depilación Laser

La Depilación Laser consiste en un rayo luminoso que es absorbido de forma selectiva por el pigmento natural del pelo, la melanina, que lo transmite hasta el bulbo, en el folículo. Este rayo se transforma en calor y atrofia la matriz germinativa, impidiendo así que el pelo vuelva a nacer. Y lo mejor de todo: la zona a tratar permanece perfectamente depilada desde la primera sesión.
La Depilación Laser es un tratamiento que implica la realización de varias sesiones para conseguir los mejores resultados. Siguiendo el tratamiento indicado, podemos conseguir una depilación eficaz , progresiva y de gran permanencia en todo tipo de pieles, ya sean de mujer o de hombre. En todo el cuerpo.
La Depilación Laser  combina una gran potencia con la delicadeza necesaria para tratar con total seguridad incluso las zonas más sensibles de la piel, como la cara o las ingles. Todo el personal que opera con equipos para Depilación Laser ha recibido la formación necesaria para operar con seguridad una herramienta de alta tecnología como esta.